domingo, 18 de diciembre de 2011

Portarretrato de una familia disfuncional.

Personajes: Sr. Ira Irracional, Sra. Subordinada Mujer, Inseguridad y Angustias.

En lo que queda de la sala yace un portarretrato intacto. El portarretrato de una familia disfuncional. Familia alguna vez integrada por cuatro miembros: El Sr. Ira, la Sra. Subordinada y sus dos bellos hijos, Inseguridad y Angustias.

El principio del último de sus días comenzó como toda mañana común mas no tan común esta vez, después de tantos años de la misma rutina este sería el último de sus días. Quién iba a pensar que el hogar en el que vivían sería consumido por las llamas del hastío producido por la vida cotidiana.

Dos veintitrés de la tarde y llega el Sr. Ira del trabajo, sus hijos Inseguridad y Angustias habían llegado justo hace una hora y esperaban el cotidiano e incómodo momento de pasar a la mesa para almorzar y cuidar de no dar una mala noticia o hacer un movimiento errado que convirtiera la casa en un lugar peor que el infierno.

La Sra. Subordinada termina justo a tiempo la comida esta vez, hoy no será agredida ni física ni verbalmente por no haber cumplido su deber como esposa: cocinar y ser un trofeo que permanece en casa la mayor parte del día y que ahora está muy lejos de sus recuerdos a grandes aspiraciones como persona, porque al fin y al cabo eso es lo que era, una persona.

Los niños saludan a su padre por costumbre obligada tal como lo hace su madre, tan gracioso y triste al mismo tiempo, era la actuación más falsa de una familia.

Sentados todos juntos en la mesa comienzan a comer. Una conversación forzada y que fluye con dificultad ameniza la hora de la comida, es la oportunidad para que alguien diga algo errado y se desate el caos. ¿Será la madre, los hijos, el mismo padre?

No, no fueron palabras. Inseguridad derramó la sopa caliente y mojó el traje nuevo del Sr. Ira… vaya error. Comienza una tormenta de agresiones verbales contra su propio vástago, Angustias trata de interferir. Error fatal, solo lo empeorará. Ahora la madre en un intento fallido por apagar las llamas recibe el golpe que iba dirigido contra Angustias por interferir en el escarmiento contra Inseguridad. Qué escena tan triste se presenciaba en la casa de la Familia Irracional.

El tiempo pasa y la situación no mejora. Ojalá alguien detenga esto pronto. Las llamas se esparcen por toda la casa arrasando con todo a su paso, humo negro sale por las ventanas destilando la peste del hogar lleno de malos años. Se escucha el crepitar de las llamas en la cercanía del hogar.

Es increíble como un pequeño accidente desata un caos que termina liberando la esencia del Sr. Ira dándole honor a su nombre y atentando contra la vida de su familia convirtiéndose él en el fuego que arrasó con el hogar que construyó con sus propias manos. No es fácil ser el fuego, al final terminarás apagándote.

Y así fue, se apagó justo antes de consumir lo último de su hogar: ese pequeño portarretrato con la foto familiar…

2 comentarios:

  1. Te amo mucho <3 :'3 ahora hazme todo y no dejes piel sin ser tocada por tu amor. <3 Hahaha

    ResponderEliminar